Heatcraft

Los consejos siguientes le ayudarán a cuidar de su producto Heatcraft:
• Limpie los evaporadores y las bobinas de condensación mensualmente para evitar polvo y acumulación de suciedad.
• Limpie el motor y las paletas de los ventiladores una vez al mes con un paño suave.
• Examine el amperaje de los motores y compresores.
• Examine los niveles de presión refrigerante y haga una inspección por pérdidas.
• Verifique las configuraciones del termostato y calíbrelo, si necesario.
• Limpie las malas yerbas y hojas de las unidades condensadoras al aire libre.
• Lubrique motores y rodamientos.
• Verifique relés y contactos.
• Pruebe los controles e interruptores de seguridad para asegurar su funcionamiento adecuado.
• Verifique las líneas de succión contra la deterioración del aislado entre la unidad condensadora y una bobina de evaporador; sustituir, si necesario.
• Contrate un profesional para inspeccionar periódicamente las conexiones eléctricas.
• Considere la posibilidad de matricularse en un programa de mantenimiento preventivo con un técnico que esté entrenado para detectar potenciales problemas antes que sucedan averías.